Misioneras Voluntarias Génesis

Misioneras Voluntarias Génesis

Conozca, ore, ofrende y hasta puede visitarles.  Ellas estarían gustosas de recibirles y llevarles a los sitios donde ellas están sirviendo.

Ellas necesitan de nuestra intercesión. De nuestro apoyo moral y espiritual. No dejemos de enviar una palabra de aliento y animarles a seguir adelante en la tarea a la que fueron llamadas.

Hagamos nuestra parte.  Si sus pies no pueden ir, tal vez sus pesos si podrán hacerlo!

¡Génesis empieza conmigo!