En homenaje a los que duermen en el Señor

El pasado 16 de abril del año en curso un terremoto sacudió a Ecuador, a las 18:58 PM, con epicentro entre Muisne de la provincia de Esmeraldas y Pedernales y Cojimíes de la provincia de Manabí, con una magnitud de 7,8. Es el sismo más fuerte sentido en el país desde el terremoto de Colombia de 1979, y el más fatal desde los terremotos de Ecuador de 1987. Las ondas sísmicas llegaron al suroccidente de Colombia, sintiéndose en ciudades de ese país como CaliPastoPopayán y Neiva, y a la frontera de Perú con Ecuador en ciudades como TumbesPiura, CajamarcaLambayeque y Amazonas.

El total de victimas suman hoy 594, el número de heridos es de 7,018 y al momento son 297 desaparecidos.

Nacionalidad Víctimas Heridos Desaparecidos
Flag of Ecuador.svg Ecuador 566 7015 58
Flag of Colombia.svg Colombia 11 0 223
Flag of Canada.svg Canadá 4 3 0
Flag of Cuba.svg Cuba 6 0 0
Bandera de Irlanda Irlanda 1 0 0
Bandera de la República Dominicana República Dominicana 1 0 0
Bandera del Reino Unido Reino Unido 1 0 0
Flag of the United States.svg Estados Unidos 1 0 0
Flag of Spain.svg España 1 0 0
Flag of Italy.svg Italia 1 0 0
Flag of Germany.svg Alemania 1 0 0
Flag of Argentina.svg Argentina 0 0 16

Bajo este escenario de muerte y destrucción, Ecuador ha recibido un sinnúmero de apoyos que sin duda son insuficientes para la reconstrucción emocional, material e institucional.

A la comunidad Nazarena en el mundo le informamos que este desastre terminó con la vida física de 18 Nazarenos confirmados y 20 desaparecidos. Damos la gloria a Dios en medio de éste terremoto porque confirmamos su promesa de venir y nos gozamos con los que lloran la pérdida de un ser querido que ha pasado a las filas celestiales.

Sigamos apoyando en oración y con nuestras ofrendas a las familias que aún sobreviven y que requieren artículos básicos para reponerse de los daños. Los muertos en Cristo de sus tumbas volverán!!!

Mapa del desastre

Mapa del desastre

Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás;
contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano,
y me salvará tu diestra.
Jehová cumplirá su propósito en mí;
tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;
no desampares la obra de tus manos. Salmos 118:5-6